La Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS) junto con la Asociación Española de Empresas Gestoras de los Servicios de Agua Urbana (AGA), han elaborado su XV Estudio Nacional de Suministro de Agua Potable y Saneamiento en España.

En esta edición se ha utilizado datos consolidados recogidos en el año 2016. En la muestra del estudio se han alcanzado los 34,2 millones de habitantes, el 73% de la población española y los 1.585 municipios.

Dentro del amplio estudio cabe destacar que fueron reutilizados unos 268 hm3, alrededor del 7% del agua residual depurada y regenerada. Las comunidades autónomas que generaron un mayor volumen de agua residual fueron la Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía, Baleares y Madrid.

El agua regenerada se destina a los siguientes usos: el 45% a la agricultura, el 36% al riego de jardines y zonas de ocio, el 10% a la industria, el 7% a la limpieza de alcantarillado y/o baldeo de calles y el 2% restante a otros usos.

La producción anual de fangos de depuración asciende a 701.751 toneladas de materia seca, 90 kilos de fango por persona y año, destinándose un 85% de ellos a agricultura (biosólidos), jardinería y silvicultura; un 10% a incineración o valoración energética; y un 5% restante va al vertedero.

El volumen de biogás producido en las EDAR fue de 138 Nhm3/año, lo que supone el 5,8 Nm3 por habitante/año. Este volumen de biogás tiene una capacidad calorífica media de 22.754 Kj/Nm3. La generación de gas supone, en aquellas ciudades con este aprovechamiento, el 4% del volumen total de gas consumido por los hogares.

El informe percibe que la inversión prevista en los presupuestos generales, así como en los planes locales de inversión, continúa siendo insuficiente, y las infraestructuras del agua están envejeciendo, con el consiguiente riesgo de perder los niveles actuales de calidad de los servicios de abastecimiento y saneamiento. Por lo que apremia acometer tanto la renovación de infraestructuras como la construcción de otras nuevas, éstas últimas fundamentalmente en materia de saneamiento (alcantarillado y depuración). Es necesario que la ciudadanía y las autoridades sean conscientes del déficit de inversión que diagnostica y arrastra el sector, especialmente en las necesidades de renovación.

En nuevas infraestructuras el déficit de inversión se hace más evidente en el saneamiento, más concretamente en la falta de instalaciones para la depuración de aguas residuales, fundamentalmente en municipios de pequeño y mediano tamaño, lo que provoca que España continúe incumpliendo la directiva 271/91 sobre tratamiento de las aguas residuales urbanas.

España cuenta con unas 2300 Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) que tratan un total de 3769 hm3 de aguas residuales, unos 222 litros de agua depurada por habitante y día.

El estudio concluye que los servicios de agua urbana en España se sitúan a la cabeza de Europa en tecnificación y apuestan por la innovación. Los operadores aplican las tecnologías más punteras en todos y cada uno de los multidisciplinares aspectos que deben gestionar: técnicas hidráulicas, procesos de tratamiento y depuración, mantenimiento y conservación, sostenibilidad ambiental y económico-financiera, etc.

Las entidades y empresas españolas han conseguido posicionarse internacionalmente como referentes mundiales dentro del sector de agua y contribuyen, de manera reseñable, a la creación de un empleo muy cualificado y tecnificado.

Fuente: www.aeas.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies